Marcos de cualificaciones en el extranjero

Los marcos de cualificaciones son instrumentos políticos que ayudan en la comparación e interpretación de los resultados de aprendizaje. Los marcos recopilan las cualificaciones, proporcionan una estructura organizativa de los itinerarios de las cualificaciones y preparar el terreno para validar el aprendizaje no formal e informal.

 

La idea clave de los marcos de cualificaciones no es nueva. Durante siglos, los gremios y asociaciones profesionales han llevado a cabo el control y protección sobre su derecho a ejercer sus oficios y a educar a los aprendices. Esas estructuras fueron los precursores de los marcos de cualificaciones modernos.

 

Historia de los marcos de cualificaciones

 

El desarrollo de los marcos de cualificaciones comenzó a mediados de la década de los ochenta en los países anglosajones y Francia, y el primer marco denominado Marco Nacional de Cualificaciones se creó en 1986 en Escocia. Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte implementaron en el año 2000 unos marcos nacionales de cualificaciones que eran similares al marco escocés. Estos cuatro marcos son considerados como la primera generación de Marcos Nacionales de Cualificaciones de todo el mundo.

 

En la década de los noventa apareció una segunda generación de Marcos Nacionales de Cualificaciones que siguió el ejemplo de la iniciativa británica (Nueva Zelanda, 1991; Australia, 1995, y Sudáfrica, 1995). Empujados por la globalización de la educación y los mercados de trabajo, así como por el masivo aumento de la movilidad y la migración, en la primera década del siglo XXI emergió una tercera generación de Marcos Nacionales de Cualificaciones, la mayoría de ellos desarrollados en la Mancomunidad de Naciones (p. ej., Botsuana, Camerún o Eritrea) y Europa (p. ej., Dinamarca, Alemania, Suecia o Turquía).

 

Hoy en día, más de 140 países de todo el mundo están implementando o revisando sus marcos de cualificaciones y se han convertido en un fenómeno global. Su popularidad se basa en varias ventajas que esperan de ellos, como la modernización de los sistemas de educación y formación, el fomento de la movilidad del mercado laboral, la cooperación transnacional y las formas de aprendizaje permanente, así como la superación de los estratos sociales.

 

Tipos de marcos de cualificaciones

 

Dependiendo de su ámbito y de sus ideas centrales, hay varios tipos de marcos de cualificaciones:

   

Sectorial

Nacional

Regional

Ámbito

niveles específicos, sectores, tipos de cualificaciones

tradicional, vinculado o unificado

meta-marcos

Normatividad

generalmente más estricta

varía de menos a más estricta

generalmente menos estricta

Ejemplos

educación superior, formación profesional técnica

Australia

Chile

Francia

Malasia

Sudáfrica

Marco de Cualificaciones de la Comunidad de Desarrollo del África Austral

Marco Europeo de Cualificaciones

Marco Caribeño de Cualificaciones

 

 

Los marcos de cualificaciones difieren en términos de alcance, grado de obligatoriedad y tipos de cualificación. Por ejemplo, el Marco Europeo de Cualificaciones aborda las prioridades de la Unión Europea, en lugar de ocuparse de las prioridades nacionales, y no incluye mecanismos de validación obligatorios. Su desarrollo se basa en la confianza mutua de los países y en su voluntad de cooperación. Es, por tanto, mucho más complejo que un Marco Nacional de Cualificaciones.

 

Aunque algunos Estados miembros europeos (p. ej., Francia, Irlanda o Escocia) tienen una considerable experiencia en el desarrollo de marcos de cualificaciones o de sistemas de transferencia de créditos, otros solo los han desarrollado recientemente. Estos marcos se desarrollaron antes de la creación del MEC y, son por tanto, iniciativas dirigidas sobre todo a abordar las prioridades de la política nacional. Por ejemplo, el marco irlandés abarca 10 niveles después de la finalización de la educación secundaria, mientras que el marco escocés incluye 12 niveles y tiene una estrecha conexión con el sistema nacional de créditos.

 

Niveles y descriptores

 

A pesar de las considerables diferencias entre las estructuras de educación y formación de los países, se pueden observar algunos elementos comunes en todos ellos. Por ejemplo, un número importante de los países europeos desarrolla sus Marcos Nacionales de Cualificaciones de acuerdo con la estructura de ocho niveles del MEC (p. ej., Austria, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Lituania y España). Además, todos los países europeos están de acuerdo en la idea central, es decir, la orientación a los resultados de aprendizaje centrándose en los conocimientos, destrezas y competencias —aunque los descriptores varíen de un país a otro—.


  

Descriptores

Países

conocimientos, destrezas y competencias

Austria, Bélgica (Valonia), Bulgaria, Chipre, Dinamarca, Finlandia, Francia, Irlanda, Letonia

conocimientos, destrezas, autonomía y responsabilidad

Bélgica (Flandes)

competencias

República Checa

conocimientos, destrezas y actitud

Luxemburgo y Portugal

conocimientos, autonomía, responsabilidad y competencias (aprendizaje, social, formación profesional y profesional)

Eslovenia

conocimientos, autonomía, responsabilidad, aplicación y acción

Reino Unido (además en Escocia: comunicación, destrezas genéricas, cálculo básico

competencias profesionales (conocimientos y destrezas); competencias personales (sociales, personales)

Alemania

  

La enorme heterogeneidad de los marcos de cualificaciones se refleja en los descriptores de nivel y en los niveles de aprendizaje, que varían enormemente entre los distintos países del mundo:

 

Número de niveles

Países de ejemplo

5

Bahrein, Tailandia, Tobago y Trinidad

7

Bangladesh, Ghana, Hong Kong, Islandia y Sri Lanka

8

Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Austria, Hungría, Turquía y Chipre

9

Reino Unido (Inglaterra, Irlanda del Norte y Gales), Maldivas y Filipinas

10

Mauricio, Namibia, Nueva Zelanda, Irlanda y los Emiratos Árabes Unidos

11

Australia

12

Escocia

 

Condiciones previas para el desarrollo de un marco de cualificaciones

 

El desarrollo de un marco de cualificaciones requiere varias condiciones previas:

Describir todas las cualificaciones en términos de resultados de aprendizaje

  • Representar todas las cualificaciones en una jerarquía o continuo, para poder describir los niveles de aprendizaje
  • Evaluar todas las cualificaciones independientemente del entorno de aprendizaje
  • Dividir todas las cualificaciones en módulos, asignarlas a los diferentes niveles con los mismos descriptores y describirlas en base a sus horas de aprendizaje

Emplear referencias para poder acreditar y evaluar todos los tipos de aprendizaje

 

Flickr / spaceodissey
@ spaceodissey / flickr.com