La formación profesional en Francia

El sistema francés de formación profesional es un complejo sistema que ha fijado distintos caminos para las personas en proceso de aprendizaje que quieran conseguir una cualificación. Las personas pueden obtener una cualificación antes de entrar en el mercado de trabajo; al tiempo que desempeñan una actividad profesional (p. ej., una formación profesional continua), o pueden incluso adquirir una experiencia formal en su cualificación mediante las disposiciones legales que prevé el reconocimiento del aprendizaje previo (Valorisation des acquis de l’expérience).

 

El sistema de formación profesional ha tenido en cuenta las distintas situaciones en las que se puede encontrar el alumno cuando tiene que decidir sobre su formación profesional. El Estado francés ha insistido en señalar al acceso a la formación profesional como uno de los factores más importantes para lograr los mejores niveles de empleo. Como resultado, se ha elaborado y actualizado periódicamente de un “catálogo” transparente de las cualificaciones disponibles. La inmensa mayoría de las cualificaciones que se pueden obtener en el campo de la formación profesional tienen en común que están incluidas en un Registro Nacional de Certificaciones Profesionales (RNCP) y que se hacen corresponder con uno de los cinco niveles en los que está organizado el registro.

 

ños, la política de la UE ha hecho hincapié, con el fin de mejorar las condiciones de mercado que requieren una notable movilidad profesional, en la necesidad de mejorar la transparencia y comparabilidad de las competencias de las personas en proceso de aprendizaje y trabajadores. Por esta razón, la UE ha desarrollado unas herramientas de transparencia que, entre otras cosas, garantizan en última instancia que todos los Estados miembros abordan las cualificaciones en formación profesional con un enfoque en función de los resultados de aprendizaje de acuerdo con un marco de cualificaciones (MEC) dividido en ocho niveles, a través del desarrollo de unos estándares de garantía de la calidad (EQARF, EQAVET) y a través del desarrollo de un modo estandarizado de hacer públicas las competencias de las personas en proceso de aprendizaje y trabajadores (Europass).

 

Francia, por lo que se refiere a su sistema de formación profesional, está inmersa en un proceso continuo de integración de estas herramientas de transparencia a través de la diligente participación de las partes interesadas en la formación profesional que de forma periódica verifican y ponen a prueba estas herramientas de transparencia, a menudo en el marco de asociaciones europeas y proyectos de estudio, con el fin de dominar estas herramientas y llegar a mejorarlas. El propio Estado se ha embarcado en este viaje de transparencia europea enviando su informe de correspondencias del Marco Nacional de Cualificaciones [al Marco Europeo de Cualificaciones] en una fecha tan temprana como la de octubre de 2010.

 

Información adicional: