La formación profesional en Italia

El sistema de la formación profesional en Italia está gestionado por las autoridades regionales; se ha desarrollado un sistema de acreditación para los proveedores que quieren recibir fondos regionales. Deben respetar cinco criterios, la mayoría de ellos relacionados con los elementos integrantes y los estándares del proceso, pero para uno de los criterios (eficiencia y efectividad de las actividades anteriores) se han definido ciertos criterios. Los puntos fuertes del sistema italiano de formación profesional son que las principales partes interesadas están involucradas en el proceso y que se ha introducido un sistema nacional de evaluación y un sistema de acreditación para los proveedores de formación profesional. El punto débil consiste en una falta de estándares nacionales y en la variación que se da entre las regiones.

 

Además, en relación con el Marco Nacional de Cualificaciones (MNC), en Italia se dan algunas dificultades por lo que se refiere a la implicación de los distintos niveles de la administración. El reto consiste en comparar y hacer corresponder las cualificaciones regionales con el fin de desarrollar un marco nacional de cualificaciones Italia está entre los países que se encuentran en una etapa inicial de la implementación del Marco Europeo de Cualificaciones (MEC). De hecho, a pesar de un MNC, Italia hará corresponder sus cualificaciones formales al MEQ, aunque adoptando una metodología y criterios nacionales.

 

Por lo que se refiere a la implementación del Sistema Europeo de Transferencia de Créditos para la Educación y la Formación Profesionales (ECVET), Italia utiliza 3 de las 8 estrategias identificadas y ha introducido en 2006 un comité técnico que se encarga de la creación de un sistema nacional de estándares mínimos profesionales y de formación, aunque ha suspendido por el momento la actividad ante la necesidad de centrarse en los retos que plantea la crisis económica actual.

 

Información adicional: