El sistema español de formación profesional

El Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional, creado en 2002, establece dos vías diferentes de formación profesional en España: una del sistema educativo y otra del Sistema Nacional de Empleo.

 

La vía de la formación profesional que se imparte en el sistema educativo se orienta, primordialmente, a la formación profesional inicial y tiene una profunda tradición entre la población juvenil tras la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Por otro lado, la formación profesional del Sistema Nacional de Empleo se dirige a una población más adulta, ocupados o desempleados, y se considera como formación profesional continua. La formación profesional del Sistema Nacional de Empleo se denomina, desde 2007, Subsistema Nacional de Formación Profesional para el Empleo.

 

Oferta de formación profesional regulada por el Estado

 

Las dos vías mencionadas anteriormente dentro del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional se integran gracias a las unidades de competencia del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales (CNCP). No obstante, debe advertirse que este catálogo no es una relación oficial de acreditaciones o títulos, sino una herramienta de referencia para elaborar las cualificaciones formales que conceden y certifican un nivel de cualificación por parte de las autoridades educativas y laborales.

 

El CNCP incluye, por el momento, 667 cualificaciones profesionales, publicadas en Reales Decretos y desarrolladas a través de una metodología coherente y común por el Instituto Nacional de las Cualificaciones (INCUAL) (véase el capítulo 3). Cada cualificación profesional está compuesta de una estructura de unidades de competencia (UC) codificadas, elaboradas siguiendo la metodología y criterios establecidos, que constituyen la referencia tanto del Catálogo de Títulos de Formación Profesional, elaborado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, como del Repertorio Nacional de Certificados de Profesionalidad (RNCP), elaborado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. El procedimiento para evaluar y acreditar la experiencia laboral y el aprendizaje no formal se basa igualmente en las mismas definiciones de las unidades de competencia de las cualificaciones del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, que se definen como "el agregado mínimo de competencias profesionales, susceptible de reconocimiento y acreditación parcial". En los últimos dos años, se ha aplicado el procedimiento de acreditación del aprendizaje no formal e informal, siguiendo el procedimiento de reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia en el ámbito laboral.

 

 

La formación profesional en el sistema educativo

 

Aparte del itinerario principal de la educación general que comienza con la etapa de enseñanza preescolar (hasta los seis años de edad) y continúa con la enseñanza primaria, primera etapa obligatoria del sistema educativo con una duración de seis años (CINE-1A), la primera etapa de educación básica y obligatoria con base en la formación profesional que debería considerarse es la enseñanza secundaria básica. Los alumnos que superan todos los requisitos establecidos para esta etapa educativa de cuatro años, reciben el certificado de Educación Secundaria Obligatoria, ESO (CINE-2A), que les permite acceder a la enseñanza secundaria superior, tanto Bachillerato (CINE-3A) como Títulos de Grado Medio (CINE-3B) y Títulos de las Enseñanzas de Artes Plásticas y Diseño (CINE-3B) y Títulos de Enseñanzas Deportivas de Grado Medio (CINE-3B), o bien salir al mercado laboral.

 

Los alumnos que no alcanzan los objetivos de la ESO reciben un Certificado de Escolaridad, en el que se indica el número de años de asistencia y las notas obtenidas. Para estos estudiantes se organizan Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), con el objeto de capacitarles en competencias de cualificaciones profesionales equivalentes al nivel uno del Catálogo Nacional de Cualificaciones (CNCP) y con las cuales los estudiantes pueden solicitar a las autoridades laborales la acreditación del Certificado de Profesionalidad de nivel 1 del Repertorio Nacional de Certificados de Profesionalidad (RNCP), una vez concluyan con éxito sus estudios de PCPI (CINE-3C).

 

El catálogo de títulos de formación profesional del sistema educativo incluye programas de formación profesional de grado medio y grado superior, denominados ciclos formativos, de unas 2.000 horas lectivas (dos años académicos), en diferentes sectores o ámbitos agrupados en familias profesionales (véase el anexo 3). Para ser admitido en los títulos de formación profesional de Grado Medio (CINE-3B), tal y como hemos mencionado previamente, los alumnos deben poseer el certificado de Educación Secundaria Obligatoria (CINE-2A). Por otra parte, para cursar títulos de formación profesional de Grado Superior, es necesario estar en posesión del certificado de Bachillerato (CINE-3A), al igual que para acceder a los estudios universitarios.

 

La formación profesional en el Sistema Nacional de Empleo

 

Hasta 2007 existían dos modalidades de formación profesional: la formación ocupacional, dirigida a desempleados, y la formación continua, dirigida a trabajadores empleados. Ambos sistemas se integraron en un único subsistema de formación profesional para el empleo en el marco del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional.

 

Se trata de un sistema basado en la cooperación entre las diferentes autoridades y combina los niveles nacional y autonómico, con la negociación colectiva sectorial a nivel nacional, constituyendo así un marco de referencia único basado en los acuerdos alcanzados entre los agentes sociales y el gobierno. Este subsistema nacional tiene dos tipos principales de programas de formación profesional:

 

(a) Programas vinculados al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales: Certificados de Profesionalidad

 

(b) Programas no vinculados al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales: formación en especialidades de uso general, formación en especialidades para atender necesidades concretas de formación, formación en especialidades específicas referidas a planes de formación de empresas, acciones complementarias de formación de apoyo a la formación profesional

 

Los Certificados de Profesionalidad son la acreditación oficial del Subsistema Nacional de Formación Profesional para el Empleo y se basan en la estructura de las cualificaciones profesionales del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales (CNCP), adquiridas tanto mediante procesos de aprendizaje formal, experiencia laboral o incluso formación no formal. Se prevé que estos tres niveles harán referencia a los niveles de cualificación del MECU (Marco Nacional de Cualificaciones) y, por consiguiente, al Marco Europeo de Cualificaciones (MEC), una vez establecido este.

 

Permeabilidad y apertura del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional

 

Las cualificaciones formales de ambos sistemas están reguladas por el gobierno, a través de diversos Ministerios, y, en determinados casos, por otras autoridades públicas de las Comunidades Autónomas. La apertura y flexibilidad de los subsistemas busca facilitar la permeabilidad y movilidad entre las distintas opciones de formación profesional en el país. En el marco de la formación y aprendizaje permanentes, la transición de la formación al empleo y viceversa permite que los jóvenes que han abandonado la educación continúen y finalicen sus estudios y que los adultos prosigan con su formación a lo largo de la vida.

 

Procedimientos de reconocimiento y acreditación de la experiencia laboral

 

Incrementar el reconocimiento del aprendizaje no formal e informal puede considerarse igualmente otra medida regulatoria para motivar a los alumnos de formación profesional. Tras la publicación del Real Decreto 1224/2009, de 17 de julio, de reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral, todas las comunidades autónomas han publicado convocatorias durante el período 2010-2011 a través de sus Consejerías de Educación y Empleo.

 

Se han realizado 41 convocatorias públicas de acreditación de competencias, en particular para ámbitos o familias profesionales del sector de la salud y los servicios sociales, para acreditar 43.308 puestos relacionados con grupos específicos de trabajadores. Hasta ahora 3.108 las personas han superado y recibido acreditación de una cualificación profesional o unidad de competencia (acreditación parcial) mediante este procedimiento.

 

 La formación profesional dual

 

Actualmente se está desarrollando en España una nueva modalidad de formación para programas de formación profesional, tanto en el sistema educativo como en el de empleo, junto con el modelo existente de formación profesional inicial (títulos de formación profesional y Certificados de Profesionalidad). Con el fin de aumentar el acceso de los estudiantes a la formación profesional, así como de ayudarles en la transición al mercado de trabajo, se pondrán en marcha diversas iniciativas de financiación, como el contrato de formación y aprendizaje y otros sistemas mixtos de cofinanciación entre las administraciones y las empresas, para permitir que los alumnos trabajen durante sus estudios y que dispongan de una acreditación formal, tomando como referencia el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales.

 

Algunas comunidades autónomas ya han implementado proyectos de formación profesional dual relacionados con títulos de formación profesional inicial, en los cuales, a diferencia de la actual modalidad de formación profesional, los estudiantes pueden realizar prácticas en un lugar de trabajo real durante su formación, y no solo al final de ella, y recibir además una beca-salario por su trabajo.