El estado del Marco Nacional de Cualificaciones de España

España está desarrollando actualmente un marco nacional de cualificaciones para el aprendizaje permanente (el Marco Español de Cualificaciones, MECU), basado en los resultados de aprendizaje. El marco vinculará y coordinará diferentes sistemas de educación y formativos. También incluirá las cualificaciones obtenidas durante la educación obligatoria y la educación postsecundaria superior (enseñanza universitaria y formación profesional superior) e integrará la validación de los procesos de aprendizaje informales y no formales.

 

El borrador del Real Decreto por el que se establece el Marco Español de Cualificaciones ya está preparado, tras el retraso debido a la reestructuración del gobierno. El borrador establece varios niveles y define los descriptores de cada uno de ellos, que sirven de base para vincular los niveles del Marco Español de Cualificaciones con los del Marco Europeo de Cualificaciones (MEC). Ha sido supervisado e informado positivamente por los órganos consultivos nacionales. Se prevé que sea adoptado en 2014.

 

Los cuatro niveles superiores del Marco Español de Cualificaciones estarán relacionados con el Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior (MECES), que se ha adoptado por separado.

 

El desarrollo tiene en cuenta la experiencia con el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, creado por la Ley Orgánica 5/2002 de las Cualificaciones y de la Formación Profesional de 19 de junio de 2002. Son de especial atención, y de vivo debate, los niveles 3 y 4 del Marco Nacional de Cualificaciones, en el que se asignarían las cualificaciones o títulos profesionales formales, regulados por el Ministerio de Educación, y las cualificaciones o certificados profesionales, bajo la competencia del Ministerio de Trabajo. Son diferentes en el ámbito de aprendizaje que se adquiere, pero pueden vincularse al mismo nivel del catálogo.

 

Otro objetivo importante es apoyar las posibilidades de transición y progresión en los diferentes sistemas educativos y de la formación profesional; p. ej., la progresión de los ciclos cortos a los programas universitarios y ofrecer la educación superior a los estudiantes atípicos, que quizá no tengan un título de educación secundaria. Otro reto que se plantea es el establecimiento de procedimientos que permitan reconocer el aprendizaje no formal y reducir el abandono escolar (edades comprendidas entre 18 y 24 años) (Cedefop ReferNet Spain, 2010, pp.17-18; Comisión Europea, 2011, pp.138-143) (191).

El MECU ejercerá una importante labor de comunicación para las distintas partes interesadas.

 

Implicación de las partes interesadas e implementación del marco

 

La Dirección General de Formación Profesional del Ministerio de Educación está coordinando el desarrollo del Marco Nacional de Cualificaciones y su puesta en marcha en cooperación con otros ministerios.

 

En el desarrollo participan una gran variedad de partes interesadas, como los agentes sociales (sindicatos, CEOE y CEPYME), órganos de coordinación institucionales (p. ej., la Conferencia Sectorial de Educación y la Conferencia General de Política Universitaria), organismos consultivos (Consejo Escolar del Estado, Consejo General de Formación Profesional, Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas y Consejo de Universidades), agencias de evaluación de la enseñanza y otros (corporaciones profesionales y asociaciones). La cooperación con el proceso de Bolonia está garantizada con los miembros representados tanto en la comisión del Marco Nacional de Cualificaciones para el aprendizaje permanente (MECU) como en el grupo del Marco de Cualificaciones para la Educación Superior (MECES), para así lograr una coherencia metodológica y estructural y posibilitar la armonización de los dos marcos.

 

Descriptores de nivel y resultados de aprendizaje

 

Se ha propuesto un marco de ocho niveles para cubrir todos los principales tipos de cualificaciones españolas. Los cuatro niveles más altos son compatibles con el Marco de Cualificaciones para la Educación Superior, que se basa en los descriptores de Dublín.

Los descriptores de nivel se definen en términos de conocimientos, destrezas y competencias. Están inspirados en los descriptores de nivel del MEC, aunque adaptados para ajustarse al contexto español.

 

Vinculación a otros instrumentos y herramientas

 

El Marco Nacional de Cualificaciones tiene como objetivo reforzar los vínculos con la validación del aprendizaje no formal e informal. En julio de 2009, se aprobó el Real Decreto 1224/2009, de 17 de julio, de reconocimiento de las competencias profesionales. El decreto regula los procedimientos de acreditación de las competencias profesionales adquiridas a través del aprendizaje informal o no formal y de la experiencia laboral. El Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales se emplea como estándar para reconocer el aprendizaje no formal, así como los diplomas oficiales de la formación profesional.

 

Correspondencias con el MEC

 

Se pretende que el borrador del informe de correspondencias al MEC esté listo a principios de 2013. El informe de autoevaluación está preparado. España todavía no ha decidido si se realizará un informe integral preparado para establecer correspondencias al MEC y para establecer autoevaluaciones al Marco Europeo de Cualificaciones para la Educación Superior (QF-EHEA).